Mutabbaq, pastel de queso dulce. Receta de Jerusalén

MUTABBAQ PASTEL QUESO DULCE RECETA JERUSALEN

El mutabbaq, también conocido como kellaj, es uno de los dulces preferidos de los palestinos. Consiste en un pastel de queso blanco al horno, aunque también es común encontrarlo relleno de nueces picadas, azúcar glass, canela y mantequilla. De cualquier modo, este tradicional postre está delicioso.

Su elaboración es realmente sencilla: colocar unas capas de pasta filo, encima la mezcla de quesos blancos, tapar con más capas de pasta filo y hornear. Finalmente, lo regamos con un poco de almíbar y decoramos con pistachitos troceados. ¡No puede ser más sencillo y no puede estar más bueno! os animo a que lo probéis 😉

MUTABBAQ PASTEL QUESO DULCE RECETA JERUSALEN_ PASO A PASO

A continuación os dejo un vídeo de su preparación. ¡Ah! y gracias a Yotam Ottolenghi, por la receta que he encontrado en su libro Jerusalén, crisol de las cocinas del mundo. Un imprescindible para los curiosos y amantes de la cocina internacional.

Mutabbaq. Pastel de queso dulce de Jerusalén

  • Partes: 8 personas
  • Tiempo: 40 min
  • Dificultad: media
  • Imprimir

Ingredientes:

  • 300 gr. de requesón o queso ricotta
  • 150 gr. de queso tierno de cabra
  • 100 gr. de mantequilla sin sal derretida
  • 12 láminas de pasta filo
  • 90 ml. de agua
  • 280 gr. de azúcar glass
  • 3 cucharadas de zumo de limón
  • Un chorrito de agua de azahar
  • Pistachos sin sal

Cómo hacer Mutabbaq. Pastel de queso dulce de Jerusalén:

  1. Precalentamos el horno a 200ºC. Mientras se calienta vamos montando el mutabbaq.
  2. Sobre una bandeja de horno previamente untada con mantequilla colocamos una hoja de pasta filo y la pintamos con mantequilla derretida, colocamos otra capa y la volvemos a pintar con mantequilla, y así hasta montar 6 capas.
  3. A continuación mezclamos en un bol el requesón y el queso de cabra. Lo extendemos sobre la capa superior de pasta filo, dejando los bordes libres para poder cerrarlo después. Pintamos el queso con mantequilla y tapamos colocando otras 6 capas de pasta filo, cada una untada con mantequilla.
  4. Para cerrarlo, doblamos los bordes hacia abajo de forma que el pastel quede bien sellado con el queso dentro (en el vídeo de arriba se ve muy bien como hacerlo).
  5. Pintamos por encima con más mantequilla y cortamos la superficie en cuadrados con un cuchillo , llegando casi hasta la última capa.
  6. Metemos la bandeja en el horno y horneamos unos 25 minutos hasta que veamos que está bien dorado y crujiente.
  7. Mientras se calienta preparamos el almíbar. Para ello calentamos en un cazo el agua, el azúcar glass, las 3 cucharadas de zumo de limón y un chorrito de agua de azahar. Dejamos hervir unos 2 minutos y retiramos del fuego.
  8. Cuando saquemos el mutabbaq del horno lo regamos con el almíbar, decoramos por encima con pistachos machacados y dejamos reposar 10 minutos.
  9. Servimos tibio.

Degustación:

El mutabbaq se puede disfrutar caliente o frío, y es perfecto como postre cuando tenemos invitados; crujiente y con ese color dorado es una maravilla. Además lo que sobre se puede guardar en la nevera y volver a calentar en el horno, aunque no que creo que os dure más de un día, ¡está riquísimo!

MUTABBAQ PASTEL QUESO DULCE RECETA JERUSALEN 2

Anuncios

20 Comentarios

    • AlbertoCN says:

      Si, es muy curioso. A mi también me sorprendió el hecho de que sea de queso de cabra pero que sea dulce, por que es un queso que normalmente tiene un sabor fuerte. Pero en el pastel no se nota para nada.
      Saludos!

      Me gusta

    • AlbertoCN says:

      ¡De nada, gracias a ti por pasarte! Pues si tienes opción, el libro “Jerusalén, Crisol de las cocinas del mundo” es una autentica joya de la gastronomía. Aunque tiene alguna receta rara y con ingredientes extraños, la mayoría son adaptables. Te lo recomiendo.
      Besos!

      Le gusta a 1 persona

  1. Pingback: MUTABBAQ, PASTEL DE QUESO DULCE | Natalia y sus Tartas

    • AlbertoCN says:

      Hola, si no te gusta el queso de cabra puedes utilizar solamente requesón, queso ricotta u otro queso blanco similar que no sea de sabor fuerte. De todas formas, no se nota el sabor del queso de cabra, ya que queda muy tapado por el resto de ingredientes.
      Saludos!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s